Skip to content

UcAMI 2011 – Comparación de herramientas de modelado de ontologías (COE y Protegé)

julio 28, 2011

Para la asignatura llamada Cognición y Colaboración hice un trabajo que consistió en comparar una herramienta que vimos en clase para modelar ontologías llamada COE (evolución de CMaps para modelar este tipo de cosas), con la clásica Protegé, que debe ser la más popular para esta tarea. El tema es que Protegé es muy complicada de aprender a usar, y COE es aparentemente muy sencilla. Considerando que yo ya tenía experiencia en Protegé, el trabajo consistió en realizar una comparación.

Al docente le gustó bastante el enfoque del trabajo, al punto que me propuso presentarlo para la UcAMI 2011. Lamentablemente este trabajo fue rechazado. De todos modos les copio partes del trabajo realizado a modo de resumen.

Abstract

En este trabajo se presenta un estudio comparativo entre dos herramientas para modelado de ontologías. Por un lado Protegé, una de las más populares y completas, y por otro lado COE (CMapsTools Ontology Editor), la cual es muy simple y de menores prestaciones. El objetivo en parte es ver cómo se expresan los mismos conceptos de ontologías en cada una de las herramientas, y así establecer equivalencias y carencias. Por otra parte es deseable verificar si puede ser práctico el enfoque de comenzar utilizando COE, ya que es una herramienta más simple, con menor curva de aprendizaje que Protegé, y luego tal vez migrar ese trabajo y continuarlo en Protegé, cuando la expresividad de la herramienta no permita seguir cargando la complejidad requerida al modelo que se esté diseñando. Con esto se atacaría un problema existente en el modelado de ontologías que es la adopción y aprendizaje de la herramienta, más allá de los conceptos y técnicas de modelado. En este sentido sería beneficioso poder comenzar en etapas tempranas con herramientas más simples, y luego cuando ya se tenga mayor manejo del dominio pasar a usar la herramienta más complicada, pero con mayor poder de expresividad.

Conclusiones

Como primera conclusión sobre las pruebas realizadas, visto que para cosas muy simples ya se tuvieron problemas desde un principio, se puede decir que no es válido el enfoque de comenzar trabajando en COE hasta llegar a cierto nivel, y luego para las cosas más complejas seguir trabajándolas en Protegé, pues en Protegé no siempre se interpreta la información almacenada en el OWL de la misma forma que fue modelada en COE.

En Protegé no se pueden crear instancias sin tipo, que no estén asociadas a una clase. La flexibilidad que permite COE hace que se puedan modelar cosas “sin sentido” como crear una instancia suelta. Claro está que se podría considerar que las instancias sueltas corresponden a instancias de “thing”.

En Protegé se trabajan todas las clases por un lado, y luego las instancias, y se pueden tener vistas de los conceptos con o sin sus instancias, por lo que es más fácil ser ordenado. En COE hay que ser más metódico para no generar un caos.

En COE no hay feedback como para saber que lo que se está generando es correcto. O sea, no es fácil saber que luego al exportar a OWL se guarda el conocimiento que se quería representar.

El código OWL generado por Protegé es bastante legible, tiene comentarios, con las secciones bien diferenciadas, se definen las variables para que luego cuando se hace referencia a ellas quede más sencillo, etc. En cambio el de COE es algo minimalista, poniendo lo mínimo necesario, sin dar la posibilidad de leer una ontología de un OWL, sino simplemente exportando en ese formato. Esto significa que no es capaz de tomar la información modelada o generada en otra herramienta para tan siquiera mostrarla gráficamente.

Claramente estas pruebas no se han realizado hasta el momento por ninguno de los equipos de desarrollo de las herramientas, o no hay intensiones de hacerlos interoperables y completamente acordes al estándar, pues no se realizaron pruebas con el objetivo de buscar bugs o errores, sino que se intentó seguir “la línea amarilla”, o sea, los casos simples y comunes, que deberían funcionar.

Como conclusión personal, veo que lo que parece ser más fácil de usar, termina dependiendo de conocer muy bien la herramienta, pues la flexibilidad que permite hace a su vez que uno no sepa bien cómo representar fielmente lo que se desea, y menos considerando que aún no está con el suficiente grado de madurez. O sea, uno puede hacer cualquier cosa sin restricción, pero no se entera si lo que quería representar va a estar luego modelado en el OWL. En cambio Protegé tal vez es más complicado de usar, pero lo que deja hacer uno puede tener cierto grado de certeza de que está bien.

Sugerencia de mejora para COE

COE es una herramienta muy sencilla para utilizar, y se aprende muy fácilmente. Tal vez como posible solución a las carencias encontradas, podría pensarse en una paleta de constructores gráficos que represente los distintos elementos de una ontología. Como posible propuesta en este sentido, se recomienda seguir esta nomenclatura:  http://protegewiki.stanford.edu/wiki/SOVA. Entonces, para el usuario significaría tener menos flexibilidad, pero permitiría con gran facilidad de uso el construir modelos que representen fielmente lo que quiere, sin que queden dudas de lo que está representando, sin depender de formatear una arista simple de una forma particular.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: